Oftalmopediatría

Cuando nacemos el sistema visual no está maduro y va evolucionando hasta los 7-8 años de edad.

Durante ese periodo de la vida es fundamental detectar anomalías o alteraciones que impidan el desarrollo visual normal, ya que si no pueden quedar secuelas irreversibles para el resto de la vida.
En la detección de estos trastornos es fundamental el papel de los padres y del oftalmólogo, ya que un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado permiten que los hijos tengan una buena visión durante el resto de su vida.

 

¿A qué edad debo llevar a mi hijo al Oftalmólogo? 

Cuando el niño es muy pequeño los problemas visuales son detectados por los padres o los pediatras. Más tarde el niño puede quejarse de molestias oculares, sin embargo, en la gran mayoría de las ocasiones los problemas son detectados en visitas rutinarias que se realizan al oftalmólogo.

 

Las Revisiones Rutinarias Oftalmológicas que se recomiendan son las siguientes: 

  • De 0 a 3 años si los padres o pediatra notan cualquier anomalía ocular ( pupila blanca, desviación de los ojos, etc) 
  • A los 3-4 años: Revisión obligatoria sobre todo si los padres llevan gafas. A esta edad el niño puede colaborar en ciertos test de visión por lo que se puede detectar defectos de refracción y ojo vago poniendo un tratamiento eficaz 
  • Cada uno o dos años hasta los 14 años dependiendo si existe o no defectos de refracción

 

Los motivos más frecuentes de Consulta Oftalmológica Infantil son los siguientes: 

  • Si se observa que el ojo se desvía frecuentemente
  • Si el niño tiene lagrimeo
  • Si aparecen legañas frecuentemente al levantarse
  • Ojos rojos de manera frecuente
  • Pupila de color blanquecina o no es redonda
  • Acercarse mucho viendo la televisión o al papel cuando escriben
  • Dolores de cabeza cuando escriben o leen mucho
  • Entornar o guiñar los ojos
  • Rascarse los ojos con frecuencia
  • Diferencias de visión al taparse los ojos
  • Caída de los párpados superiores

 

Enfermedades más frecuentes de la Infancia: 

Estrabismo

El estrabismo es la desviación anormal de uno o ambos ojos en alguna de las posiciones de la mirada. Pueden ocurrir desviaciones tanto en el plano horizontal (afuera y adentro) y en el plano vertical (arriba y abajo). 

En el nacimiento es frecuente que los niños desvíen la mirada, pero si es de forma constante o lo hace más de los 6-7 meses de edad puede ser un estrabismo por lo que debe ser tratado por un especialista. 

El estrabismo puede ser corregido con gafas. Sin embargo, en otro tipo de estrabismos es necesaria la cirugía. Con la cirugía se consigue alinear los ojos actuando sobre los músculos extraoculares. Este tipo de intervención se realiza habitualmente con anestesia general para que la colaboración sea total. En algunos tipos de estrabismo se puede emplear la toxina botulínica no siendo necesaria la cirugía.

 

Empleo de Láser para Problemas de Estrabismo

Hay algunos tipos de estrabismos que están producidos por hipermetropía (acomodativos) que pueden corregirse o mejorarse con una intervención láser. Al quitar las dioptrías el estrabismo desaparece. Estas intervenciones se pueden realizar a partir de los 14 años de edad.

 

Defectos de Refracción

La miopía, hipermetropía y el astigmatismo pueden aparecer en los primeros años de vida. Es muy importante poderlo detectar de forma temprana ya que pueden producir un ojo vago. Además el niño no suele quejarse de visión borrosa por temor a tener que llevar gafas y puede producir un bajo rendimiento escolar. Para evitar estas situaciones es aconsejable llevar a revisar al oftalmólogo al niño a los 3-4 años de edad para detectar estos problemas. Estos defectos pueden corregirse con gafas o lentes de contacto hasta los 18 años y valorar el tratamiento láser excimer.

 

Ojo Vago

Es uno de los problemas fundamentales en la infancia. Ocurre por no haberse estimulado adecuadamente en la infancia el ojo para la visión. Esta falta de estimulación es debida a un defecto de graduación (miopía, hipermetropía y astigmatismo) o bien a una desviación de los ojos. 

Es un problema que no es fácil de detectar por los padres y requiere una exploración oftalmológica.

 

Tratamiento del Ojo Vago

Lo importante del ojo vago es que puede ser tratado eficazmente antes de los 7-8 años de edad. Posteriormente a esa edad, las posibilidades de curación son muy escasas. 

El tratamiento depende de la causa que lo produzca actuando sobre ella, además se complementa con oclusiones (tapar el ojo) sobre el ojo bueno para estimular el ojo vago. 

En la edad adulta el ojo vago no se trata con oclusiones. En los adultos hay que explorar cual es la capacidad visual total que tiene ese ojo. Si el ojo posee algo de funcionalidad visual se puede operar con láser o con lente y mejorar ostensiblemente la función visual y calidad de vida del paciente.

 

Obstrucción Lagrimal en la Infancia

La vía lagrimal puede estar obstruida al nacimiento y se manifiesta con lagrimeo constante o con producción legañas. En muchas ocasiones se resuelve fácilmente con masaje ocular y colirios antibióticos. En ocasiones es necesario realizar un sondaje lagrimal, intervención de corta duración que se realiza con anestesia local (gotas).

 

LA AGUDEZA VISUAL EN EL PACIENTE PEDIÁTRICO

La agudeza visual se desarrolla desde que el niño nace hasta aproximadamente los 7 a 8 años en los que alcanza los niveles del adulto, 20/20.

Entre los menores de 2 años ya encontramos el reflejo de fijación y seguimiento, es importante realizar el test de la dominancia ocular en sospechas de estrabismos. En las edades entre 2 a 5 años podemos utiliza rel test de Pigassou para determinar la agudeza visual, con los mayores de 4 años ya pode mos empezar con la escala de la E de Snellen.

La edad del niño es fundamental a la hora de decidir el test a emplear, que se adaptará a la capacidad de respuesta de las distintas edades.

Los menores de 2 años se realiza el reflejo de fijación y seguimiento: tapando un ojo, con la mano, oclusor o parche y con una luz puntual, un objeto o juguete, moviendolo de un lado a otro se observa el comportamiento del niño a la fijación y seguimiento del mismo. luego se descubre ese ojo y se tapa el contrario. Si este reflejo no existe o es pobre sospechamos de una ambliopía profunda. una prueba similar es la de la oclusión, ocluyendo un ojo esperamos la respuesta del niño, si es la misma, indeferencia o irritación, sospechamos de una misma agudeza visual en ambos ojos, si rechaza la oclusión o llora solo con un ojo, sospechamos que este es con el que ve mejor y el otro puede ser amblíope.

En niños estrabicos de cualquier edad utilizamos el test de dominancia ocular. mediante un objeto de fijación pequeño como una luz o juguete realizaremos un cover test simple, primero cubriendo el ojo fijador y observando como coge la fijación el otro ojo:

si no se mueve o realiza movimientos anárquicos sin conseguir coger la fijación, o bien coge la fijación muy lentamente y le cuesta mantenerla sospechamos de una ambliopía profunda.

si en cambio el movimiento es bastante rápido para coger la fijación: ambliopía media, ligera o no existe.

Realizaremos la desoclusión en el ojo fijador y observaremos el otro ojo:

Si pierde rápidamente la fijación y la recupera el recién destapado: sospechamos de una ambliopía media-profunda.

Si mantiene la fijación uns segundos pero la pierde sin necesidad de parpadeo: ambliopía media.

Si mantiene la fijación, pero la pierde con el parpadeo o el cambio de mirada: ambliopía ligera.

Si existe alternancia y cada ojo mantiene la fijación. no hay ambliopía.

Entre 2 a 4 años el niño tiene un dominio suficiente del lenguaje, permitiéndonos, con su colaboración, cuantificar la agudeza visual, comparándola con la normal a su edad, y comparar la visión entre los dos ojos.

Uno de los test más utilizados es el de Pigassou, test con figuras que los niños reconocen con facilidad. El niño nombra el objeto que le señalamos, o si no sabe expresarse bien, lo señala con el dedo en una cartulina que previamente hemos colocado al alcance de su mano. Se considera normal en un niño de 4 años las dos últimas filas del test, correspondientes con el 20/40 de la E de Snellen.

apartir de los 4 años podemos utilizar la escala de la E de Snellen, los niños nos indicarán hacia donde están las patitas de la E ocolocan una E que le dejamos como ven la que señalamos. siempre tomar la Agudeza Visaul de cada ojo por separado y en binocular.

Donde encontrarnos

Bolívar 133, Rafaela - Santa Fe

Tel.: +54 3492 501800

0800 144 OJOS

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

URGENCIAS

3492 15584742

No images found.