Retina

 

Maculopatía

Test de Maculopatía

 

Si la mácula lútea está dañada, el centro de la imagen se bloquea como si se le hubiera superpuesto un área borrosa. Las imágenes alrededor del área borrosa pueden verse claramente.

La degeneración de la mácula lútea o maculopatia es una lesión o descomposición de la mácula. El ojo ve los objetos que se encuentran a los lados, ya que la visión lateral o "periférica" no está afectada. Por esta razón, la degeneración de la mácula lútea por sí sola no causa ceguera total, pero puede dificultar o imposibilitar la lectura o el trabajo.

La retina es la delicada etapa de tejidos que forra la pared interior del fondo del ojo. La mácula lútea es un área muy pequeña situada en el centro de la retina. Esta pequeña área es la responsable de nuestra vista central "al frente", usada para leer y para otras tareas delicadas.

La degeneración macular o maculopatia ocurre con mayor frecuencia en personas ancianas; aunque en la actualidad se la suele ver en pacientes mucho mas jóvenes.

 

¿Qué es la degeneración macular húmeda?

La degeneración macular húmeda ocurre cuando los vasos sanguíneos anormales detrás de la retina comienzan a crecer debajo de la mácula. Estos nuevos vasos sanguíneos tienden a ser muy frágiles y frecuentemente gotean sangre y líquido. La sangre y el líquido levantan la mácula de su lugar normal en el fondo del ojo. El daño a la mácula ocurre rápidamente.

Con la degeneración macular húmeda, la pérdida de la visión central puede ocurrir muy deprisa. La degeneración macular húmeda se considera como una forma avanzada de la degeneración macular y es más severa que la forma seca.

Uno de los primeros signos de la degeneración macular húmeda es que las líneas rectas parecen onduladas. Si usted nota éste u otros cambios en su visión, comuníquese con su oculista enseguida. Usted necesita un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas.

 

¿Qué es la degeneración macular seca?

La degeneración macular seca se produce cuando las células de la mácula sensibles a la luz se van deteriorando poco a poco haciendo que la visión central se nuble gradualmente en el ojo afectado. A medida que la degeneración macular seca empeora, puede ser que usted note un punto borroso en el centro de la visión. Con el tiempo, cuando menos de la mácula funciona, es posible que se pierda progresivamente la visión central en el ojo afectado.

El síntoma más común de la degeneración macular seca es tener la vista un poco borrosa. Usted puede tener problemas reconociendo los rostros de las personas. Tal vez necesite más luz para leer y para realizar otras tareas. La degeneración macular seca generalmente afecta ambos ojos, pero se puede perder la vista en un ojo mientras que el otro ojo parece no estar afectado.

La degeneración macular seca tiene tres etapas, todas pueden ocurrir en uno o en ambos ojos:

  • La degeneración macular temprana: las personas con degeneración macular temprana tienen varias drusas pequeñas o algunas drusas medianas. En esta etapa, no hay síntomas ni pérdida de visión.
  • La degeneración macular intermedia: las personas con degeneración macular intermedia tienen muchas drusas de tamaño mediano, o una o más drusas grandes. Algunas personas ven un punto borroso en el centro de su visión. Es posible que necesiten más luz para leer y para realizar otras tareas.
  • La degeneración macular seca avanzada: además de las drusas, las personas con degeneración macular seca avanzada tienen un deterioro de las células sensibles a la luz y del tejido de apoyo en el área central de la retina. Este deterioro puede causar un punto borroso en el centro de su visión. Con el tiempo, el punto borroso puede agrandarse y obscurecerse, opacando más su visión central. Usted puede tener dificultad para leer o para reconocer a las personas hasta que estén muy cerca.

Si por causa de la degeneración macular seca usted tiene una pérdida de visión en un solo ojo, es posible que no note ningún cambio en su visión en general. Mientras que el otro ojo vea con claridad, usted todavía podrá conducir, leer y ver los detalles pequeños. Usted solamente notará cambios en su visión si la degeneración macular afecta a ambos ojos. Si usted tiene visión borrosa, vaya a un oculista para que le haga un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas.

 

 

Causas y síntomas

La forma más común de degeneración de la mácula lútea se denomina degeneración macular involucional. Esta afección corresponde a alrededor del 70% de los casos y se asocia con el envejecimiento: es causada por descomposición o adelgazamiento de los tejidos de la mácula lútea.

Alrededor de un 10% de los casos de degeneración de la mácula lútea entran dentro de una categoría llamada degeneración macular exudativa o húmeda. Normalmente, la mácula lútea está protegida por un tejido tenue que la separa de los vasos sanguíneos muy delgados que irrigan el fondo del ojo. Algunas veces, estos vasos se rompen o gotean y causan formación de tejido fibroso. Este proceso, a su vez, suele dar lugar a neoformaciones anormales de vasos sanguíneos en este tejido. Estos nuevos vasos son muy frágiles, se rompen fácilmente, y pueden gotear. La sangre y el goteo de líquido destruyen la mácula lútea y causan más formación de tejido fibroso. Las imágenes se deforman y la vista se vuelve borrosa. Las densas formaciones de tejido fibroso bloquean la visión central hasta llega a un grado severo.

Otros tipos de degeneración de la mácula lútea son heredados, pueden ocurrir en personas jóvenes (degeneración macular juvenil) y no están relacionados con la edad avanzada. En ocasiones, lesiones, infecciones o inflamaciones diversas también pueden dañar el delicado tejido de la mácula lútea.

Si solamente está afectado un ojo, la degeneración de la mácula lútea pasa casi desapercibida en sus etapas iniciales, especialmente si el otro ojo es normal. Este trastorno a menudo afecta sólo un ojo a la vez, de modo que puede pasar cierto tiempo antes de que el paciente se dé cuenta de sus problemas de vista.

La degeneración de la mácula lútea puede causan síntomas diferentes en cada persona. Algunas veces solamente un ojo pierde la visión mientras que el otro ve bien durante muchos años. Si ambos ojos están afectados, puede hacerse muy difícil leer o trabajar. La degeneración macular sola no causa ceguera total. Como la visión lateral normalmente no está afectada, la mayoría de los pacientes pueden bastarse a sí mismo.

Esta afección puede reducir la percepción de los colores y causar otros síntomas visuales tales como: ver borrosas las palabras en una página; las líneas rectas se deforman y, en algunos casos, el centro de la imagen está más distorsionado que el resto de la escena; en el centro de la imagen aparece un área oscura y vacía; etc.

Descubrimiento y diagnóstico

Muchos pacientes no se dan cuenta de que tienen un problema de la mácula lútea hasta que su vista se hacho obviamente borrosa. Su oftalmólogo puede descubrir la degeneración de la macula lútea en sus etapas iniciales efectuando un examen cuidadoso del área, con un instrumento llamado oftalmoscopio, para ver si hay algún daño.

El examen normalmente incluye:

Test de Amsler: Cuadricula de lectura para evaluar si se deforman las imágenes.RFG: Algunas veces se hace un angiograma con fluoresceína. El oftalmólogo inyecta un colorante en el brazo del paciente y luego toma fotografías de la retina y mácula lútea. El colorante pone en evidencia cualquier anormalidad de los vasos sanguíneos.
OCT: Estudio de la mácula con tomografía óptica coherente.
CDS: Este es un estudio de última generación diagnostica con método digital.
Cuando los exámenes oculares periódicos forman parte de su programa de cuidado de la salud, el oftalmólogo puede descubrir y diagnosticar la degeneración de la mácula lútea en sus etapas iniciales. El descubrimiento precoz es importante, ya que el paciente puede no darse cuenta de los trastornos que están afectando su vista. El examen ocular es especialmente apropiado si otros familiares tienen una historia de trastornos de la retina.

Tratamiento médico y quirúrgico

En el presente contamos con una droga muy efectiva; el Avastine o Lucentis que inyectado dentro del vítreo cerca de la mácula y en 4 aplicaciones como mínimos consecutivas y mensuales detienen el progreso de la enfermedad y en muchos casos mejorando la misma.

No hay curación para la forma involucional más común de degeneración de la mácula lútea o maculopatía Sin embargo, la cirugía con Láser oftálmico se ha usado para retardar la difusión de la forma exudativa menos común, pero solamente si el tratamiento se aplica en sus etapas muy iníciales. En este tratamiento se usa un haz intenso de luz láser enfocada para cerrar membranas exudantes y destruir vasos sanguíneos nuevos. Este procedimiento reduce la pérdida progresiva de la visión causada por formación de tejido fibroso en la mácula lútea y tejidos circundantes de la retina.

También recurrimos a los antioxidantes, complejos vitamínicos y oligoelementos por vía oral para ayudar en el tratamiento.

¿Quién puede tratar la Maculopatia?

El oftalmólogo es un médico que se ha especializado y ha obtenido una licencia para proporcionar atención y cuidado completo a los ojos, incluyendo el diagnóstico y el tratamiento de la degeneración de la mácula lútea. La atención oftalmológica incluye exámenes oculares médicos completos, prescripción de lentes correctivas, diagnóstico de enfermedades y trastornos de los ojos y uso de los procedimientos médicos y quirúrgicos necesarios para su tratamiento. Solamente un oftalmólogo puede proporcionar esta atención médica completa a sus ojos.

Aparatos ópticos e iluminación

Los aparatos ópticos especiales para visión reducida suelen mejorar la vista a personas con degeneración de la mácula lútea. Hay muchos tipos de aparatos de aumento. Algunos de los disponibles son anteojos, lupas de mano o fijas, telescopios y televisión de circuito cerrado para observar objetos. Los aparatos son recetados por su oftalmólogo o por un especialista o centro para visión reducida. La iluminación brillante, dirigida del modo apropiado para leer y hacer trabajos de cerca, así como el uso de ciertas lámparas especiales, suelen ser útiles. También lo son los libros, periódicos y otros artículos impresos en letra grande.

El paciente con degeneración de la mácula lútea o maculopatía puede obtener ayuda. Afortunadamente se dispone de aparatos visuales para ayudar a muchos pacientes a llevar una vida cómoda y relativamente normal. Con estos aparatos y la motivación apropiada, la gente con pérdida de la visión a menudo puede leer, hacer trabajos de cerca en ciertas condiciones y llevar una vida independiente.

Si usted es mayor de 50 años o si su familia tiene una historia de trastornos de la retina, debe hacerse examinar los ojos periódicamente para descubrir cualquier signo de problemas oculares, como la degeneración de la mácula lútea. La detección temprana y, si está indicado, el tratamiento subsiguiente pueden ayudar a evitar mayor pérdida de la vista.

 

Donde encontrarnos

Bolívar 133, Rafaela - Santa Fe

Tel.: +54 3492 501800

0800 144 OJOS

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

URGENCIAS

3492 15584742

No images found.