La importancia de usar lentes de sol


No es sólo vanidad. La segunda causa más importante de ceguera en muchos países, llamada Degeneración Macular Relacionada con la Edad (DMRE), podría evitarse con el uso frecuente de lentes para el sol y con un gasto promedio de 80 pesos semanales en verduras rojas, amarillas y verdes.

El Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, del ISSSTE, hizo un llamado para adoptar estas medidas preventivas y evitar el deterioro irreversible de la retina después de los 65 años.

La OMS estima que en el mundo 150 millones de personas padecen distintos grados de esta destrucción lenta de la retina.

"Por una condición genética propia de los mexicanos, seis de cada 10 adultos que entran a la llamada tercera edad empiezan a tener un deterioro paulatino de la retina, desde el centro hacia fuera", explicó en entrevista Luis Porfirio Orozco, jefe de Servicio en el Departamento de Oftalmología, del 20 de Noviembre.

El fondo del ojo humano es uno de los tejidos vivos más especializados y delicados que existen en el planeta, pues apareció después de más de mil millones de años de evolución.

La retina, que es una delgada capa de menos de un milímetro de grosor en la que conviven células tan especializadas como los bastones, que permiten distinguir las formas, y los conos, que registran el color de cada objeto.

La parte central de la retina, llamada mácula, es lo que se degenera cuando faltan nutrientes aportados por vegetales o cuando recibe excesiva radiación.

Hay diferentes tipos de terapia para atender este proceso degenerativo, pero en la mayoría de los casos son dolorosas o caras, por ejemplo el uso de láser o inyecciones intraoculares.

En cada caso se selecciona la terapia según el grado de deterioro. Por ello los especialistas lanzaron una campaña de prevención.

Luis Porfirio Orozco indica que la degeneración macular se acelera cuando el cuerpo carece de antioxidantes, zinc, luteína y zeaxantina.

Todos ellos están presentes en los vegetales. El efecto se agrava si hay una exposición permanente hacia los rayos ultravioleta (UV), por ello recomiendan el uso de lentes para el sol.

"Altos niveles de antioxidantes y zinc que se obtienen al comer diariamente vegetales y frutas podrían evitar que una persona padezca de DMRE cuando sea adulta" dijo.

"Afortunadamente en Latinoamérica tenemos todo tipo de vegetales y frutas. No hay pretexto para no consumir estos alimentos, además de que económicamente están al alcance de todos".

El deterioro suele ser detectado en etapas tempranas por personas que están acostumbradas a leer ya que al principio ven los renglones como si estuvieran curvos.

Si no se atiende a tiempo comienzan a perder el enfoque en los detalles, sin que se pueda corregir cambiando de lentes.

"Es una enfermedad muy penosa porque afecta a los pacientes precisamente en la edad en la que tienen más tiempo libre para leer o realizar un trabajo más visual. Las complicaciones llegan al grado que incluso les impiden firmar sus propios documentos.

Otra de las primeras complicaciones es que no se puede manejar porque empiezan a aparecer puntos ciegos o a perderse los detalles de lo que se observa", añade Orozco.

Una cifra importante de casos también se podría reducir sí la población incluyera en sus alimentos pescado dos veces por semana, ya que los ácidos grasos de omega 3 que contienen los peces de piel azul, como el salmón y el atún, podrían prevenir hasta en un 60 por ciento la aparición de esta afección en una edad adulta.

Donde encontrarnos

Bolívar 133, Rafaela - Santa Fe

Tel.: +54 3492 501800

0800 144 OJOS

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

URGENCIAS

3492 15584742

No images found.